L

a cocina de autor son las creaciones del propio chef sin que estas tengan procedencia de un país en específico, o de una técnica culinaria concreta. En este sentido se basa en la experiencia del propio cocinero, que cuenta con la libertad total de expresar su propio estilo de cocina a través de una propuesta personal.

Consejos para preparar las primeras recetas de autor

El uso de diferentes técnicas culinarias da lugar a la elaboración de platos con el sello personal del chef. Este tipo de creaciones es el que se suele ofrecer en los menús de degustación con el objetivo principal de darse a conocer. Adicionalmente, en este tipo de cocina suelen utilizarse productos nuevos, así como técnicas y utensilios que tienen el objetivo de innovar en el arte culinario a la hora de preparar una propuesta.

De cara a preparar las primeras recetas se pueden aplicar algunos de los siguientes consejos:

  • Es posible el uso de bases y métodos de la cocina tradicional, pero es necesario que la propuesta sea innovadora para que pueda ser considerada de autor.
  • En este sentido, la creatividad que ofrezca el chef es una de las bases principales usando ingredientes diferentes que permitan la combinación de sabores y una preparación distinta. Adicionalmente, se puede jugar con el volumen y la textura de los alimentos.
  • Todas las preparaciones tienen un concepto determinado, ya que todo lo que se sirve es por alguna razón.
  • Este tipo de cocina suele servirse en restaurantes donde el chef es el propio dueño y que además es exclusivo con una capacidad máxima de 50 comensales.

En el restaurante, las primeras recetas siempre suelen ser las más difíciles, especialmente porque nadie conoce a los que se inician en este tipo de cocina. Es importante apostar por productos populares como el pescado o el marisco, entre otros, así como identificar cuáles son los gustos del público objetivo que puede venir al local a comer.

Cómo iniciarse en la cocina de autor

A la hora de iniciarse en esta disciplina es importante hacerlo con buen pie. En este sentido, además de elegir los ingredientes de los platos de forma cuidadosa es importante tener en cuenta los siguientes aspectos.

Apostar por la cocina local

Todo el mundo se siente identificado con su región o su lugar de procedencia. En este sentido, los platos que apuestan por los productos locales tendrán la ventaja que también podrán conquistar al comensal por el corazón, además de por su sabor.

Apoyar a la comunidad y a los pequeños comercios permitirá conseguir engagement para los restaurantes que quieran incluir este tipo de platos en sus cartas.

Optimizar los tiempos

El proceso de preparación de los platos de autor puede llevar tiempo, especialmente porque suele contar con una gran variedad de ingredientes. En este caso, es importante tener clara la cocción y la preparación de cada una de las partes del plato para poder estar alineado.

En caso contrario, el resultado final podría acabar siendo deficiente, y en este tipo de proyectos, el resultado debe de ser excelente porque va a ser una opción a disposición del consumidor que va a diferenciarse de los platos comunes que ofrecen todos los restaurantes en sus cartas.

Usar los utensilios adecuados

Los ingredientes no solo son el único elemento necesario para que los platos de autor sean excelentes. Cocinarlos requiere el arte del chef, pero también los instrumentos adecuados. En este sentido, es importante disponer de los cuchillos, las sartenes o las tablas necesarias, entre otros, para poder llevar a cabo la receta planeada.

Las licuadoras son otro de los elementos indispensables de todos los chefs, ya que permiten en los restaurantes crear tanto mezclas calientes como frías con texturas suaves e uniformes acelerando cada uno de los procesos en marcha. Esto es especialmente importante para aquellas cocinas pequeñas donde solo está el chef o está acompañado de pocos asistentes.

No ponerse límites en el restaurante

Encontrar un plato de autor que reúna las características que buscan los comensales es realmente complicado. Por ello, no hay que ponerse ningún tipo de límite y, como chef, dejar volar la imaginación. Inspirarse en algunos platos tradicionales, y en diferentes técnicas culinarias, es una buena opción para coger ideas.

Sin embargo, es imprescindible que los platos que se vayan a preparar sean cien por cien originales para que se asocien totalmente al chef que los prepare. Hay que pensar en el público objetivo que va a probar dicho plato y averiguar si ese tipo de cocina va a ser de su interés.

Como conclusión, la cocina de autor es la principal carta de presentación de un chef y por lo que se le conocerá entre los comensales y toda la comunidad culinaria. Por esta razón, es importante dedicarle el tiempo necesario para preparar recetas y platos que sirvan para impulsar el restaurante y su marca.

¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Déjanos tu valoración!
(Votos: 7 Promedio: 5)